Muchas empresas recopilan y procesan datos personales durante sus operaciones diarias.  Es por tanto crucial, llevar a cabo una gestión adecuada y legal de estos datos, para poder maximizar su valor comercial y reducir los riesgos.

Las empresas que procesan datos personales, están obligadas a cumplir con obligaciones legales cada vez más estrictas (incluyendo la pronta notificación de fallos de seguridad).  Por tanto, es esencial eliminar, o al menos minimizar los fallos de seguridad y abordar inmediatamente cualquier amenaza que pueda resultar en una fuga de datos personales.  Este es un ejercicio complejo en un mundo dominado por tecnologías de la información, ya que a través de las mismas, los datos personales de millones de personas pueden quedar expuestos en cualquier momento.

Por esta razón, las empresas que procesan datos personales, deben de estar al corriente de sus obligaciones legales cuando, por ejemplo, tratan datos personales de sus empleados (algunas veces datos sensibles) o cuando externalizan algunas de sus funciones a otros proveedores de servicios (ej.  centros de atención de llamadas, gestión de nóminas o facturación).

Así mismo, estas empresas deben recopilar y procesar los datos personales de sus clientes en línea con los requerimientos establecidos por la legislación de protección de datos, con el objeto de mejorar sus oportunidades de negocio y de asegurarse la posibilidad de compartir esos datos personales con otras empresas del grupo o con terceras empresas.

Por otro lado, empresas multinacionales suelen tener que llevar a cabo transferencias de datos internacionales cuando, por ejemplo, externalizan algunas de sus funciones a proveedores situados en otros países, o cuando centralizan en un solo servidor situado en un país específico los datos personales recopilados en diversas jurisdicciones.

Nuestro despacho ayuda a nuestros clientes a lidiar con las complejidades derivadas de la gestión de datos personales a través de un asesoramiento integral basado en la minimización de riesgos y en nuestra extensa experiencia en el sector de las comunicaciones, tecnologías de la información y en nuestro perfil internacional. También, trabajamos estrechamente con consultores tecnológicos con el objeto de conseguir soluciones eficaces, no solo legales, sino también prácticas. Esto permite a nuestros clientes adaptar su estrategia comercial a las obligaciones derivadas de la legislación de protección de datos y gestionar los riesgos legales de manera eficiente.

Tomamos los desafíos de nuestros clientes como propios y diseñamos soluciones legales específicas.

Para cualquier consulta, contactar a Jose Saras en jsaras@preiskel.com